• banner 2

Vivienda, base de las ciudades inteligentes.

Las ciudades colombianas están migrando cada vez más hacia dinámicas tecnológicas y de desarrollo informático, aspecto del cual los conjuntos residenciales y edificios no son ajenos.


Así lo confirmó el estudio Smart City Playbook de Nokia, que reveló que los inmuebles residenciales son claves en las urbes, pues allí se pueden implementar sistemas integrados de tecnología, que generan una calidad de vida directa de quienes lo habitan.


"Estas construcciones son idóneos para contar con iniciativas de este tipo, si se tiene en cuenta que ya se están usando aplicaciones que miden el uso de servicios públicos, las cuales generan ahorros automáticos para los propietarios", dijo Diana Coll, directora regional de Mercadeo de Nokia.


Además, señaló que edificios y conjuntos también se están sumando a contar con la infraestructura necesaria y que actualmente esto ya se observa en sistemas de seguridades integrados, automatizando de puertas y uso de riegos ahorradores, entre otros.


Germán Molano, presidente del Colegio de Administración de Propiedad Horizontal (CAPH), coincide con esto.  De hecho, destaca que en Bogotá ya existen empresas de servicios públicos que ofertan conexiones con las viviendas, de modo que puedan realizar diagnósticos y arreglos de forma remota.

"Si bien este tipo de proyectos implican, en principio, inversiones altas, estamos de acuerdo con que se implementen cada vez más en la ciudad y en el país, pues se trata de propuestas que, a mediano y largo plazo, también generan ahorran de gran proporción para los propietarios", señaló Molano.


El directivo también aseguró que este tipo de iniciativas sí generan optimizaciones de recursos importantes, por lo cual "se necesitan administradores que tengan la conciencia de este tema y lo puedan implementar en sus respectivas copropiedades".


Salud y seguridad


El concepto que presentó Nokia no se limita a los servicios públicos; también llegaría a impactar en la adecuación de las viviendas en temas de salud y seguridad.


En el primer caso, los inmuebles estarían programados para notificar a hospitales o servicios de emergencias, por ejemplo, si un paciente presenta problemas de salud; además, contaría con monitoreos constantes, para aquellos que necesiten asistencias periódicas.


Coll va más allá y afirma que "la inseguridad podría mitigarse dentro de los conjuntos y edificios, puesto que vemos posible la conexión de puertas, ventanas y espacios internos con los sistemas que ya presentan las estaciones de policía en la ciudad".


Frente a esto, Molano dijo que la variedad existe y la infraestructura podría integrarse a los sistemas actuales.  Incluso, destacó que esto podría pagarse con los recursos ahorrados dentro de cada unidad por el mismo concepto, como se mencionó anteriormente.  "Estamos dispuestos a invertir en estos proyectos, que mejoran la calidad de vida de los copropietarios, y que vemos cercanos de implementarse", concluyó.


Redacción: Sebastián Londoño Vélez - Economía y negocios.  EL TIEMPO.



Deja un comentario

Tus comentarios serán privados y nos servirán para brindarte un mejor servicio.